lunes, 10 de junio de 2013

INTRODUCCION Cuarta y última parte


Un maestro dice “Cuando alguien sana, todos sanan”

Mas que contar el proceso de mi enfermedad, el camino que transité y mi curación, quiero transmitir y compartir lo que aprendí. Ese aprendizaje es el que considero relevante, tanto para personas que hoy estén enfermas como para personas sanas que tiene interés en vivir mejor y mas.

Para las personas que padecen enfermedades ya sean agudas o crónicas lo que suele suceder, es que van al médico y hacen lo que el les dice. De hecho yo hice lo mismo y lo volvería a hacer.

Veo a mucha gente que espera pasivamente ser operada o la aplicación de rayos o la próxima sesión de quimioterapia. Veo mucha gente tomando infinidad de pastillas sn modificar su conducta alimentaría o sus hábitos cotidianos.

Y para peor, los veo comiendo alimentos que sé, que seguro les perjudican para su próxima intervención. Veo diabéticos repitiendo postres y comiendo pan blanco y luego inyectarse insulina. Veo enfermos angustiados que les gustaría hacer algo para estar mejor, pero no tienen ni idea que hacer.

Considero curativo, solo el hecho de hacer cosas para estar mejor, independientemente del acto realizado. La pasividad deprime. La pasividad enferma. Las ganas de curarse curan.

Lamentablemente, muchos colegas, ni siquiera están lo suficientemente abiertos o no tienen la sensibilidad o no les interesa ver al otro, a esa persona que está sentada en frente con un problema y sufriendo.

La mayoría de los médicos no profundizaron en su formación, en el tema de la alimentación y la medicina natural. Ni siquiera en la importancia de poner al que padece a hacer cosas que lo hagan sentir vivos y trabajando, ellos mimos, para su propia curación. En la Universidad no se enseña. Hablo de estimular la voluntad del paciente en el proceso de su propia curación. Los médicos suelen inducir al paciente a pensar que solo tiene que confiar en ellos, cosa que desde ya es curativa también pero para nada suficiente.

Las personas sanas, que les interesa vivir mas y mejor, la mayoría de las veces no tienen la información adecuada o los conocimientos necesarios para cuidarse a si mismos y a sus familias.

Aprendimos a consultar de tanto en tanto para hacernos los controles de rutina, lo que no es poco. Ya que hoy muchas enfermedades se detectan en forma temprana gracias a los maravillosos avances de la tecnología médicas y la tecnología diagnóstica.

La prevención, es un concepto que ya hace muchos años esta en boga en todos los planes sanitarios del planeta, sin embargo, está mas focalizada en el control y en la consulta temprana que en todas las infinitas acciones que NATURALMENTE una persona puede hacer para no enfermarse y tener una vida mas saludable.

Hay hábitos que definitivamente son preventivos y curativos.

Aprendimos por los medios de comunicación, las publicidades y el marketing de las grandes cadenas de producción de alimentos, que saludable es;

- Alimentos que tiene bajas calorías
- Alimentos que tiene poca sal
- Alimentos que no tienen grasas/aceites
- Alimentos suplementados (con vitaminas, calcio,  omegas, probióticos, aminoácidos, etc.)
- Alimentos con grandes cantidades de Proteinas

Lo que consideramos saludable, no solo no lo es, en la mayoría de los casos, sino que además denota la manipulación psicológica y cultural en las que estamos inmersos. Los valores que manejamos y la información que tenemos, responde mas a intereses económicos que a la realidad de nuestras necesidades como seres vivientes.

No tenemos idea, nadie nos enseñó como comer. (Considero que debería ser una materia obligatoria tanto en la primaria como en la secundaria).

La vaca mas tonta, sabe distinguir entre algo venenoso de algo que no lo es. Nosotros perdimos ese instinto casi por completo.

La vaca mas inteligente, no puede, como el mas inteligente de los humanos distinguir los restos de los químicos que hay en su alimentación, ni fertilizantes, ni los pesticidas ni los alimentos transgénicos manipulados por el hombre.

Los hombres no sabemos que comemos y tampoco sabemos como comer, en la enorme mayoría de los casos.

No tenemos idea que alimentos son esenciales y cuales no, como es una dieta balanceada. Que alimentos estimulan nuestro sistema inmunológico para no enfermarnos. No tenemos claro de donde viene nuestro alimento, como llegó al lugar donde lo estamos comprando, como fue procesado. No sabemos ni leemos que conservantes tienen, ni el efecto de las bebidas carbonatadas en nuestro organismo, ni cuanta energía necesitamos para vivir.

Sabemos muy poco acerca de nosotros mismos, de nuestra fisiología y del funcionamiento de nuestro propio cuerpo.

Debiéramos saber al menos, algo tan simple como que alimentos son saludables y cuales no y como combinarlos. Con eso alcanzaría para una persona sana. Pero ni eso sabemos.

Somos bastante insensibles o mejor dicho inconcientes sobre el efecto de lo que ingerimos en nuestro cuerpo nuestra biología. Ni tenemos tiempo para sentir como nos “cae” la comida. Solo en situaciones extremas y que suele suceder mas seguido de lo que te das cuenta; Cuántas veces sentís que estas por reventar? Cuántas veces sentís que algo te cayó mal? Cuantas veces te dolió la cabeza después de comer? Cuantas veces tuviste diarreas o constipaciones? Cuantas veces se hinchó tu panza después de comer?

La velocidad de los sucesos, de la información, de los intereses creados, de la vida en sociedad y en conglomerados urbanísticos alejados de la naturaleza misma, nos aleja de nuestras necesidades básicas e instintos de supervivencia.

Mirá este video brutal sobre la ruta del alimento http://vimeo.com/57126054

Hay mucho que aprender, hay mucho para informarse. En este espacio voy a compartir lo que aprendí con vos, estés sano o estés enfermo. En este espacio quiero transmitirte la información que hoy voy acumulando filtrada por mi ser médico, por mi sentido común y por mi propia experiencia.

Yo quiero sanarme y quiero que vos también te sanes


Dr. Daniel Forster
Médico MN 65.405
Doctor.daniel.forster@gmail.com

Quiero compartir algunos aspectos de lo que aprendí. Pienso que muchas personas pueden usufructuar de mi aprendizaje y de mis conocimientos. Nada me haría mas feliz que poder ayudar a quienes quieran vivir mejor.
Si pensás que mi experiencia puede servirle a alguien que conocés, reenvíale este mail

Si querés recibir los próximos mails podés escribirme a doctor.daniel.forster@gmail.com o seguirlos en el Blog http://vivir-naturalmente.blogspot.com.ar/

2 comentarios:

  1. Es bastante increible la falta de interés que tenemos en aprender algo tan esencial.
    Nos enseñan matemáticas, geografía, historia. Aprendemos a cambiar una bujía, a limpiar la pileta, aprendemos IDIOMAS!!!. Y no tenemos la menor idea de lo que comemos, ni lo que sucede después con ese alimento.
    Es raro...
    La película: tremenda. Voy a necesitar de una gran capacidad de olvido para volver a comer a otro animal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leo por el comentario! Un saludo
      Daniel

      Eliminar

Compartí tu opinión o comentario