jueves, 3 de octubre de 2013

CAPITULO 2 - 2.7. Porqué envejecemos? PARTE I

 Hay dos formas de llegar a la vejez;
sabios o resentidos.


Todos sabemos que el concepto de la vida esta ineludiblemente unido al concepto de la muerte. No hay vida si no hay muerte. La vida es el viaje del nacimiento a la muerte. Pero, podemos controlar algunas variables? Podemos extender ese viaje? Podemos transitar ese viaje mejor? Podemos envejecer mejor? Podemos retrasar el envejecimiento? Podemos vivir mas? Podemos vivir con energía a pesar de los años? Podemos vivir sin enfermarnos tanto?

La respuesta es; SI, PODEMOS.

El “tiempo” que vivimos, el envejecimiento y la “forma” como envejecemos, esta determinada por dos grandes grupos de factores;

1)   Factores Genéticos.
2)   Factores Adquiridos.

Podés tener un gran potencial genético diseñado para vivir muchos años pero si el impacto de los factores adquiridos no acompañan, vas a vivir menos que alguien con menos potencial pero mas cuidados.

También existe el azar, pero no voy a profundizar en este tema.





Los Factores Genéticos.

Los Factores Genéticos, hoy, todavía, no lo podemos manejar. Venimos al mundo con ellos. Nos son legados. Es nuestra herencias biológica personal y se escapan de nuestro control.

Estos factores genéticos están siendo investigados desde hace muchos años, sabemos que gran parte de nuestra vida está regulada por ellos;

Los relojes biológicos situados en el hipotálamo regulan los sistemas neuroendócrino y el inmunitario fueron investigados profundamente en 1970 por Macfarlane Burnet. Sabemos que hay una hora que la cosa empieza a funcionar cada vez peor.

-Otros factores genéticos que influyen en el tiempo que vivimos es pérdida de la capacidad de reproducirse de las células de nuestro cuerpo. Y la culpa la tienen los telómeros (que son porciones en los extremos del A D N) . Los extremos se van acortando durante las sucesivas divisiones de las células este fenómeno fue estudiado en 1990 por Calvin Harley y Carol Greider.


Los Factores Adquiridos.

Sobre los Factores Adquiridos si podemos actuar. No siempre es fácil y son muchas variables que interactúan entre si. Pero si somos concientes de ellos, podemos adecuar un poco los impactos negativos del hábitat y de nuestra propia existencia.

Los seres humanos tenemos la posibilidad tanto de modificar el medio como de modificarnos a nosotros mismos. Es una potencialidad que vale la pena cultivar.

Podemos dividir los factores Adquiridos en dos;

El Hábitat y Los Hábitos.


a) El Hábitat.

Vivimos en un hábitat, somos parte de ese hábitat y estamos influidos por el mismo, afecta de forma directa nuestra vida.

El hábitat esta formado a su vez por variables físicas, químicas, biológicas y sociales.

A nadie se le escapa, que no es lo mismo vivir en un apacible pueblito de montaña donde el aire es puro, uno hace un ejercicio natural solo al trasladarse de un lugar a otro y el ritmo de vida es sereno, que vivir en una mega urbe, donde ya casi no nos movemos, el aire esta contaminado, el nivel de ruidos supera lo lógico y el nivel de stress es mucho mayor a lo razonable.

Si vivimos en una sociedad con niveles bajos de stress, es seguro que vamos a correr menos riesgos que si vivimos al borde de un ataque de nervios todo el tiempo.

El hábitat también va a afectar nuestra vida de acuerdo a la contaminación que tenga. Tanto sonora, como visual, la contaminación de los suelos y del aire. Es evidente que cualquier ser vivo que se desarrolla en un ámbito sin contaminación su salud va a ser mejor y va a gozar de una mejor calidad de vida que un ser vivo que se desarrolla en un medio contaminado.

Todos sabemos que los tóxicos se absorben de alguna otra forma, los químicos por la piel, las mucosas y el aparato respiratorio, la contaminación visual, auditiva la absorbe nuestro cerebro, lo mismo que la vida stresada, afecta a todo nuestra fisiología, generando niveles altos de cortisol que nos desgasta irremediablemente, produciéndonos todo tipo de trastornos.  

Si nuestro cuerpo esta expuesto permanentemente a tóxicos, nuestro organismo va a tener que hacer un enorme gasto energético para compensarlo y con el tiempo va a acumularlos en las células. Todos los organismos tienen un límite para procesar los tóxicos. Si hay tóxicos en exceso y por mucho tiempo, los va a terminar acumulando.

Podemos elegir, a veces, un lugar mejor para vivir, pero todos sabemos que no es fácil. Estamos atados al medio que formamos parte, por miles de motivos muchos ellos visibles y otros invisibles para nosotros mismos.

Se hicieron estudios de ADN sobre hombres prehistóricos encontrados en cuevas en los alrededores de un pueblo de Inglaterra y muchos siglos después encontraron a los familiares vivos de aquellos hombres en las inmediaciones!.

A veces es mas fácil luchar por cambiar el hábitat donde vivimos que mudarnos…


b) Los Hábitos.

Es sobre nuestros hábitos donde tenemos un mayor margen de acción. Hay mucho que podemos hacer en este campo

Dentro de los hábitos vamos a distinguir cinco grupos;

    -La consulta médica preventiva
    -La actividad física
    -La predisposición psicológica
    -Los Tóxicos y La alimentación    


La consulta médica preventiva. Los avances científicos de los métodos de diagnóstico nos permiten detectar patologías muy tempranamente. Esta detección precoz, casi preventiva es cada vez mas frecuente y se expresa en los hallazgos de los exámenes de rutina.

También la medicina avanzó mucho en algunos tratamientos. Que transformaron enfermedades terminales en enfermedades circunstanciales.

Cualquier enfermedad detectada a tiempo con un tratamiento adecuado, nos extiende la calidad y cantidad de vida en forma significativa. Lamentablemente, veo todo el tiempo a muchas personas, dejarse estar por priorizar los problemas urgentes laborales sobre la salud personal. Yo mismo demoré mas de un año en detectar algo que podría haberlo descubierto antes. Y los tratamientos con enfermedades que avanzan siempre son mas complejos y de peor pronósticos que las cosas detectadas y tratadas a tiempo. Demás esta decirlo, sin salud no hay nada. 

La actividad física, es también muy importante. Estamos diseñados para movernos, la actividad física es un factor muy importante que permite no solo mantener el tono y la fuerza muscular, sino que permite al cuerpo oxigenarse. Al hacer ejercicios se liberan endorfinas que nos hacen sentir bien y nos mantienen vitales. Hacer una actividad física moderada es fundamental. También mejora la calcificación de los huesos y reviene la osteoporosis.

El exceso de actividad física, enferma y mata tanto como la inactividad. Hay que ser cuidadosos. La acidosis metabólica que genera el exceso de ejercicio y el aumento del tamaño del corazón, son dos factores que aumentan el riesgo de infartos y problemas cardiovasculares. También de otras enfermedades. El forzar las articulaciones o golpearlas muchas veces (por ejemplo en el correr) a la larga las lastima.

La predisposición psicológica. Para mi hay dos formas de llegar a la madurez que se consolida en la vejez (por supuesto, con todos los grises intermedios) o llegás resentido o llegás sabio.

Los que llegan resentidos, cada vez están peor. La vida no es lo que ellos quisieron que fuera. Ellos no aceptan la vida como es. Están enojados y son cascarrabias. Se sienten traicionados por los demás y por el mundo. Para colmo, la vida los castiga con enfermedades que no se merecen y padecimientos para los que no están preparados. No ven a los otros, les reclaman lo que no le dan. Jamás ven no valoran lo que si les dan. Están esperando siempre algo que no sucede. Se van encerrando en si mismos y les resulta fácil denostar a los demás, inclusive a aquellos que los aman. Inclusive a aquellos que ellos aman. Están siempre malhumorados y siempre están reclamando amor. Demás está decir que estas personas viven mal.

Los sabios, aprendieron a priorizar lo importante en la vida, son personas que saben escuchar, que priorizan los afectos, que disfrutan ayudando. Estas personas están llenas de vida, están tranquilas. Saben de sus dolencias y saben que las cosas van a empeorar para ellos, pero viven bien. Se los ve sonriendo, de buen humor, tienen amigos y la mayoría de las veces proyectos. Ellos viven llenos de amor, ellos entendieron que el amor es soberano, para ellos es claro que el amor no tiene nada que ver con el pedir ni el recibir. Ellos saben que el amor tiene que ver con el dar . Ellos no hablan de “sus tiempos” su tiempo sigue siendo este. Ellos entendieron. Desparraman amor y sabiduría y el amor vuelve a raudales. Estas personas viven mas y las que no viven mas, viven mejor.

Hay que preparase para ser un sabio, ser un sabio la mayoría de las veces requiere trabajo. Es necesario bucear sobre las limitaciones propias. Es necesario saltarse.  Es un trabajo que jamás se termina. A veces hace falta ayuda para lograrlo, hay miles de formas, cada uno tiene que encontrar su camino.

Es necesario saber aceptar. Lamentablemente la cultura occidental esta basada en el deseo, en lo que no tenemos, en la falta, mientras que las culturas orientales están basadas en lo que se es, en el ser en vez del tener.

Si aprendiste en tu vida a disfrutar lo que sos, vas a tener una vejez mejor.



Los tóxicos y la alimentación Este es un tema importante, gran parte de este blog esta dedicado a este tema. Voy a hablar los tóxicos y la alimentación en la próxima publicación… 
              C O N T I N U A R Á . . . . .

4 comentarios:

  1. Los sabios, aprendieron a priorizar lo importante en la vida, !!!
    que difícil nos resulta a veces priorizar

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante Dani!!! te felicito por estas reflexiones, las voy a compartir con mis seres queridos!! un beso enorme. Sol

    ResponderEliminar
  3. Sabios consejos Daniel, me ha encantado poder leerlo, lo compartiré con gente que lo va a apreciar.

    ResponderEliminar

Compartí tu opinión o comentario